COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

Messi le cambió la vida a Chiqui Tapia. A uno más que tocó con la varita mágica. El dirigente ya había sentido el cimbronazo de ser un dirigente querido del humilde ascenso del fútbol argentino para convertirse en el presidente de la AFA. Pero nada se compara con lo que hubiera pasado -para él también- si Argentina miraba el Mundial por televisión. Ahora estaría en duda su continuidad, su teléfono sería una bomba. En cambio, después del partidazo de Leo en Ecuador, fue recibido como una estrella en la programa de la diva más diva del país. El mismo lo sabe. Y lo dijo en una noche repleta de rating: “Nos salvó Messi”.

Sí, al dirigente, a Sampaoli, a los compañeros, a los hinchas. El fútbol es un juego de conjunto. Tan cierto como que hubiera sido imposible gambetear a la altura sin el 10. No va en contra de sus compañeros sino que enaltece el rol de Leo. “Siempre estuve tranquilo. Confié en el cuerpo técnico y en los jugadores. Son los mejores del mundo”, la siguió Tapia con Susana Giménez, por Telefé. Aunque en realidad, el mejor del mundo es el que hizo el check in a Rusia 2018: Messi.