COMPARTIR:

Fuente: MD

El FC Barcelona tiene claro que su gran objetivo para el próximo mercado estival de fichajes será un crack con mayúsculas. Y en la lista de futuribles emerge por encima del resto Antoine Griezmann. El delantero del Atlético de Madrid gusta y mucho en los despachos del Camp Nou y hay consenso por él tanto en la junta directiva como en la cúpula deportiva con Pep Segura, Robert Fernández y Ernesto Valverde como máximos responsables.

Nadie tiene duda de que el internacional francés, que cumplirá 27 años el 21 de marzo, encajaría a la perfección en el fútbol del Barça y que se entendería en el terreno de juego con Leo Messi. En este sentido, el caso de Griezmann es distinto al de Paulo Dybala, por quien no se ha hecho ofensiva alguna ante la cierta incompatibilidad con el ‘10’ del Barça. En la selección argentina ya lo ha advertido Jorge Sampaoli hasta el punto de no alinear al juventino en el decisivo encuentro del pasado jueves ante Perú.

Mundo Deportivo ya informó el 6 de agosto que la planificación deportiva contemplaba fichar un extremo y un medio a la espera de Griezmann para 2018. Ousmane Dembélé llegó de Dortmund pero no Philippe Coutinho, sin el ‘sí’ del Liverpool. Por ello, el Barça no apretó por puntas como el citado Dybala y Kylian Mbappé.