COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El inicio de una nueva temporada para el fútbol alemán tuvo el festejo, como viene siendo costumbre, del Bayern Munich -ganador de la última Bundesliga- en la Supercopa Alemana frente al Borussia Dortmund, que la pasada temporada se quedó con la Copa de Alemania.

El encuentro, que se jugó en Signal Iduna Park -la casa de los aurinegros-, se abrió a los 12m del primer tiempo con el tanto de Christian Pulisic, que aprovechó un error en el fondo de los bávaros y no perdonó. Sin embargo, rapidamente lo igualó Robert Lewandowski tras una asistencia de Frank Ribery y a los 18 el marcador estaba 1-1.

En el complemento el trámite estaba parejo hasta que en la contra de una jugada que parecía terminar con gol de los de Munich, los que terminaron festejando fueron los de Borussia, tras una enorme definición de Pierre Emerick Aubameyang, a los 26 del complemento.

Se consumían los minutos y el encuentro parecía quedar en manos de los dirigidos por Peter Bosz -flamante entrenador del Dortmund tras su buen paso por el Ajax-, pero faltando dos minutos una serie de rebotes en el área del local terminó convirtiéndose en el 2-2 final luego de que la pelota rebotara en Lukasz Piszcek, que terminó metiéndola en su propio arco.

Para la definición por penales no estaba Manuel Neuer, pero la figura del Bayern fue Sven Ulreich, que tuvo la chance de mostrarse y atajó dos penales -el último a Marc Bartra-, para conseguir el primer título de la temporada.