COMPARTIR:

Fuente: Infobae

Este fin de semana, el Celtic vencía 2 a 1 al Ross County en condición de visitante y alcanzaba así la línea de los 31 puntos, que lo ubicaba cómodo en la punta del torneo.

Sin embargo, el árbitro Don Robertson cobró una infracción inexistente que derivó en el empate 2 a 2 definitivo.

El futbolista holandés Alex Schalk se desplomó dentro del área, como quien recibe una falta brusca, pero cuando su marcador mantenía una distancia considerable.

El juez pitó penal, que luego Liam Boyce cambió por gol, y ahora la jugada se viralizó en internet, pero nadie puede explicar cómo Robertson pudo cobrar infracción.