COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El compatriota Miller Bolaños iba a cobrar un tiro libre, pero realizó un amague; por lo tanto, las marcas de los zagueros al equipo de Porto Alegre eran más fuertes. En una de esas marcas, el argentino Walter Kannemann salió afectado y quiso golpear a Frickson Erazo.

Ambos futbolistas quedaron en el suelo, desde ahí ‘El Elegante’ fue atacado, aunque se defendía bien. Compañeros de ambos elencos llegaron al sitio para detener la pelea y que el compromiso se reanude sin problemas. Al final, fue Gremio quien ganó la Copa de Brasil.

Nota de: Víctor Loor Bonilla