El fútbol ecuatoriano está completamente detenido a la par del fútbol mundial por la pandemia del Coronavirus que actualmente ha provocado más de 50 casos a nivel nacional generando una emergencia sanitaria sumada a un decreto de Estado de Excepción por parte del Gobierno Nacional.

En los últimos años, nuestro balompié ha tenido algunas paralizaciones debido a otros motivos, obviamente menores a los que se está viviendo actualmente a excepción del primer caso que vamos a hablar.

Terremoto del 2016.

El 16 de abril el país se vió afectado por un terremoto de 7.8 en la Escala de Richter generando mucho daño a las provincias de Manabí y Esmeraldas. El fútbol volvió a jugarse trece días más tarde.

Relacionado:  Hasta el viernes: Otra suspensión al D. Quito, esta vez por deuda con el Manta

Problemas por derechos de TV (2018)

En aquella ocasión, el torneo se aplazó una semana del 9 hasta el 16 de febrero en pleno problema por los derechos audiovisuales del torneo que todavía manejaba la FEF por medio de GOLTV. Inclusive, ya iniciado el torneo. Varias fechas se jugaron sin transmisión televisiva hasta que se llegó a un acuerdo.

Relacionado:  Emelec con algunas variantes para recibir a Manta

Protestas y paros en el país (2019)

Los inconvenientes que sufrió el país en octubre generaron que se declare un Estado de Excepción. Para beneficio de todos, los días del paro fueron durante una Fecha FIFA. El único perjudicado fue IDV que había clasificado a la final de la Sudamericana y por las circunstancias tuvo que reprogramarse su partido ante Olmedo en dos ocasiones.