COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo - EFE

La Asociación China de Fútbol (CFA, la federación nacional) anunció hoy la suspensión hasta nuevo aviso de todas las competiciones a nivel nacional, incluida la máxima división liguera, la Superliga, debido al brote de neumonía causado por un nuevo coronavirus que ya ha causado al menos 170 muertos.

En un breve comunicado en su página web, la CFA indicó que "para cooperar con la prevención y el control" del brote y "para garantizar la salud" de jugadores, empleados y aficionados, se pospondrá el comienzo de la temporada 2020 para "partidos de fútbol de todos los niveles en el país".

Te podría interesar:   (FOTO) Daniel Ángulo continuará su carrera en el fútbol de China

Estaba previsto que esta nueva temporada arrancase el 22 de febrero.

El organismo no estableció calendario alguno para las competiciones balompédicas y se limitó a apuntar -al igual que el resto de instituciones chinas que han anunciado cierres o suspensiones de servicios- que la información al respecto "se publicará de forma oportuna".

La federación china afirmó que seguirá en "contacto cercano" con las autoridades nacionales y que se establecerá un calendario para las competiciones con los ajustes necesarios según se desarrolle el brote en las diferentes regiones del país.

Te podría interesar:   River - Boca: 7 claves para entender el fallo del TAS

Finalmente, la Superliga china -que consiguió notoriedad mundial desde hace un lustro por sus fichajes de estrellas por precios y salarios desorbitados- no podrá comenzar, y el miércoles la CFA anunció que los equipos de esa división que participan en la Liga de Campeones asiática jugarán fuera los primeros tres partidos que tenían previsto disputar en sus estadios.

En la primera división china se encuentra el Wuhan Zall, equipo de la ciudad de Wuhan, epicentro del brote y capital de la provincia de Hubei.

Te podría interesar:   China albergaría Mundial de Clubes con 24 equipos

Esta escuadra está dirigida por el español José González y llegó anoche al aeropuerto de Málaga para continuar en el sur de España con su concentración de pretemporada, levantando algunos temores que las autoridades sanitarias españolas se encargaron de disipar, pues el equipo llevaba entrenando fuera de Wuhan desde el 4 de enero, por lo que superaba así ampliamente el período de incubación.

José González aseguró, en declaraciones a los periodistas, que su estancia en España "no supone un peligro para nadie".