COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Las esperanzas del City en la liga se fueron perdiendo semana a semana, empujado a decir adiós por un Liverpool inalcanzable: “El reto es acabar segundos”, aseguró Guardiola después de que el empate frente al Crystal Palace le haya alejado un poco más del líder. Dejarse ir, sin embargo, no es una opción: “Hay otros tres torneos y no se puede estar bien si nos dejamos ir en Premier”, dijo el catalán, dispuesto a mantener el nivel a pesar de que la reválida en Inglaterra sea imposible.

Te podría interesar:   Pochettino desea volver a la Premier

Tiene el convencimiento Pep de que las sensaciones son mejores que las estadísticas: “Creo que los partidos son buenos. Pero hay que recibir menos. Cuando eso ocurre, es complicado competir con el Liverpool”, analizó el de Santpedor, que no escatimó elogios hacia su rival: “Está realizando un año extraordinario. Aunque, a decir verdad, me centro en adivinar qué podemos hacer mejor”. Primera premisa para competir en Europa, sobre todo frente a equipos como el Real Madrid.

Te podría interesar:   (VIDEO) LUJOS, BRILLO Y GOLES: Gran victoria del Manchester United

Sin apenas tiempo para descansar, el City vuelve a jugar mañana en la Premier ante el Sheffield. Uno de los equipos revelación en Inglaterra: “Estoy impresionado. He descubierto cosas que hasta ahora no había visto. Admiro cómo juegan”, apuntó un Guardiola que dejó en el aire la presencia de Stones Mendy, tocados tras el último encuentro. Laporte mejora, está en la recta final de su ansiada recuperación y Sané está todavía entre algodones. Sin prisa pero sin pausa.

Te podría interesar:   (VIDEO) ¡A 22 PUNTOS DEL CITY! Liverpool ganó y sigue su tiranía en la Premier

No quiere presumir demasiado cuando le interpelan por el poso, por el legado que puede dejar en Manchester: “No sé qué estilo dejo. Sé que intento hacerlo lo mejor que puedo pero desconozco el impacto que puede tener. La idea es que disfruten los jugadores, y es algo que hasta ahora creo que hemos logrado”, sentenció un Guardiola que descartó su candidatura a la Premier. Otra cosa es la Champions, la asignatura pendiente de un proyecto que cobra más importancia.