COMPARTIR:

Fuente: EL PAÍS

El Barcelona ha ganado 1-0 al Granada en el debut de Quique Setién en el banquillo azulgrana. La victoria ha llegado con un gol de Messi, tras un taconazo de Arturo Vidal dentro del área, a falta de un cuarto de hora para el final del encuentro.

Hasta entonces el Barcelona dominó y tuvo la mayor parte de la posesión del balón, pero no acertaba a convertir sus ocasiones. El Granada se quedó con un jugador menos, por la expulsión de Germán, en el minuto 69. Setién hizo entrar entonces a Riqui Puig, y en los instantes finales a Carles Pérez.

Te podría interesar:   ¿Bale vuelve al Tottenham?