COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

La nueva dirigencia del Barcelona SC se ha encontrado con un problema complicado y tiene que ver con un jugador que en el último año no ha actuado con los amarillos. Nos referimos a Michael Arroyo.

StudioFútbol pudo conocer que existe un reclamo -que ya está en segunda instancia- por parte del jugador, el mismo que puede derivar en la peor deuda en la historia del club hacia un jugador.

Te podría interesar:   Liga de Portoviejo se fija en Frickson Erazo

El monto del reclamo de Arroyo bordea los 2.5 millones de dólares, que comprenden todo el 2019 de sueldos impagos, además de primas pendientes sumado a los intereses.

La directiva actual del club está viendo todas las opciones posibles para evitar esto y le han planteado al jugador que continúe en el equipo para este 2020.

La fórmula implicaría un contrato que consta de cláusulas especiales con el fin que Arroyo desista del reclamo y así tratar de evitar un problema enorme para la institución durante el año que viene.

Te podría interesar:   Bustos: "No hay partido fácil. BSC debe estar preparado para hacerles daño"

Este monto que reclama Arroyo (2.5 millones) aproximadamente sería la deuda más grande que tendría BSC a lo que reclamos de jugadores se refiere, superaría de largo a lo que se tuvo que pagar en su momento por Rolando Zárate (1.6 millones) en 2017.

Arroyo ha tenido varias etapas en el Barcelona con muchos altibajos en lo deportivo pero en el 2018 estuvo involucrado en un incidente tras un clásico ante Emelec, que derivó posteriormente en un doping positivo por el cual recibió una sanción de seis meses que prácticamente hizo que no sea tomado en cuenta durante este 2019.

Te podría interesar:   Valecilla: "Confío en De Jesús, él nos va a dar la clasificación"