COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

La conducta racista por parte de sectores de hinchas del Tottenham empañó el derbi entre los Spurs y el Chelsea (ganado por los ‘blues’ 0-2). Hasta tres avisos contra el comportamiento racista fueron lanzados por megafonía en el Tottenham Hotspur Stadium.

El colegiado del Tottenham-Chelsea, Anthony Taylor, paró el juego en la segunda parte cuando fue lanzado un objeto al campo y el capitán ‘blue’ César Azpilicueta se acercó al árbitro para decirle que Antonio Rüdiger estaba siendo objeto de cánticos racistas.

Te podría interesar:   Desde la Premier League siguen de cerca a Antoine Griezmann

Se produjo un aviso diciendo que “el comportamiento racista está interfiriendo el juego, no hay lugar para el racismo en el fútbol”. Hubo un segundo y un tercer aviso en la recta final del partido, algo que no se había producido en ningún encuentro de Premier hasta ahora. El protocolo de la UEFA indica que si hay tres avisos el partido puede suspenderse, lo que no sucedió.

Te podría interesar:   ¿Cómo están trabajando los clubes de la Premier League?