COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Seguramente los aficionados del Flamengo sintieron una terrible baja de presión cuando el árbitro pitó penal en los adicionales de la final del Mundial de Clubes ante el Liverpool, pero la tecnología aclaró el tema.

Tras varios minutos de zozobra en una acción muy delicada, se revirtió la falta a favor del equipo inglés. VIDEO:

Te podría interesar:   (VIDEO) ¡LIVERPOOL ES EL CAMPEÓN MUNDIAL DE CLUBES!