COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Si cerca del epicentro del Clásico entre FC Barcelona y Real Madrid en las horas previas la jornada transcurrió con normalidad, en los otros tres puntos determinados por Tsunami la tónica antes de que empezara el choque fue muy similar entre los 5.000 asistentes que acudieron a la manifestación según la Guàrdia Urbana.

Te podría interesar:   Bayern Munich, a la carga por Ter Stegen

Eso sí,una vez empezado el partido en Travessera de Les Corts empezaron los altercados. Primero, la Brimo tuvo que intervenir para separar un grupo de Boixos Nois que se enzarzaron con manifestantes independentistas.

Poco después los antidisturbios empezaron a actuar ante los altercados que se sumaron en la misma Travessera de Les Corts, entre Arizala y Benavent, con un centenar de encapuchados montando barricadas y lanzando objetos al cordón policial que habían dispuesto los cuerpos de seguridad, que acabaron disparando foam. Hubo un detenido por enfrentarse a los Mossos.