COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

Uno de los grandes alicientes de la eliminatoria de octavos de la Champions entre el FC Barcelona y el Nápoles será ver a Leo Messi jugando en San Paolo, el estadio donde Diego Armando Maradona es venerado como un auténtico dios.

El ‘Pelusa’ se convirtió en un auténtico icono del Nápoles después de salir del FC Barcelona en verano de 1984. Maradona militó desde la temporada 1984-85 a la 1991-92, disputando un total de 259 partidos, en los que anotó 115 goles y dio 77 asistencias.

Te podría interesar:   Mauricio Pochettino: "Espero volver a Newell's con Messi"

Maradona logró dos ligas italianas, una Copa y una Supercopa, de ahí que se convirtiera en un auténtico referente para los aficionados del Nápoles.

Messi, el auténtico líder y el futbolista más venerado del FC Barcelona, con el que ha conquistado 34 títulos (10 Ligas, 8 Supercopas de España, 6 Copas del Rey, 4 Champions, 3 Supercopas de Europa y 3 Mundiales de Clubes). Leo ha disputado con la camiseta del Barça un total de 703 partidos, en los que ha marcado 617 goles y ha dado 240 asistencias.

Te podría interesar:   ¿UEFA suspende la Champions y la Europa League por el coronavirus?

Un precedente en el Joan Gamper

Pese a que será la primera vez que Messi juegue en el estadio de San Paolo, no se estrenará en un partido frente al Nápoles. Leo no pudo jugar ninguno de los dos encuentros en la gira del pasado verano en Estados Unidos por lesión, pero ya se enfrentó al conjunto italiano en el trofeo Joan Gamper del 2011.

Te podría interesar:   Messi es el futbolista que más ingresos tiene a nivel mundial

El Barça se impuso por goleada (5-0). Messi ingresó en el campo en el minuto 57 por Cesc y tuvo tiempo suficiente para anotar los dos últimos goles del encuentro.