COMPARTIR:

Fuente: Diario AS

Bayern y Chelsea volverán a verse la caras en la Champions siete años después de una de las noches más negras para el conjunto bávaro. Fue el 19 de mayo de 2012 cuando el campeón alemán disputó la final frente a los Blues de Roberto di Matteo en su Allianz Arena y terminó cayendo en los penaltis tras un disparo de Schweinsteiger al palo que hundió a la hinchada bávara en un profundo trauma. Tardó un solo año en reponerse el conjunto muniqués, que levantó la orejona en 2013 tras salir victorioso de la final alemana ante el Borussia Dortmund (2-1), pero el Chelsea sigue siendo el verdugo del Bayern. Después de imponerse a los Blues en la Supercopa de Europa de 2013, alemanes e ingleses cruzarán espadas en Champions por primera vez después de la final de Múnich.

Te podría interesar:   Estos son los equipos ‘Champions’ que irán a la Europa League

“Tenemos mucha ilusión por volver a Londres, una ciudad en la que vivimos momentos únicos“, fueron las palabras de Manuel Neuer, capitán del Bayern, que estuvo bajo palos cuando los suyos ganaron su última Champions en Wembley. “Podemos afrontar los dos partidos con confianza“, agregó tras cerrar la fase de grupos con seis victorias de seis. Hansi Flick, interino del campéon alemán, se mostró más cauto. “No hay rivales fáciles en octavos. Está claro que nuestro objetivo es meternos en cuartos, pero tendremos que estar muy concentrados para lograrlo. Todavía no pierdo demasiado tiempo en los jugadores del Chelsea, solo pienso en el partido de este miércoles en Friburgo“, sentenció.

Te podría interesar:   Mourinho: “Los terceros de la Champions deberían irse a su casa”