COMPARTIR:

Fuente: Diario AS

La Federación (RFEF) mantiene el Clásico en el Camp Nou el próximo miércoles. Luis Rubiales ha presidido una reunión en la que han participado entre otros Ana Muñoz, responsable de Integridad, Carlos Velasco Carballo, presidente de los árbitros, y Alfredo Lorenzo, policía y jefe de Seguridad de la RFEF. La institución ha hecho público un comunicado en el que recuerda que no tiene competencias en materia de seguridad (que corresponden a las Fuerzas de Seguridad fuera del Camp Nou y al Barcelona dentro de su estadio), que no ha recibido órdenes en contrario por parte de la Policía, que por lo tanto el partido se jugará el día y la hora indicados y que el árbitro tiene la potestad de aplicar el Reglamento si hay invasión del terreno de juego.

El artículo 42.3. de los Estatutos de la RFEF dice textualmente lo siguiente: "Con independencia del ejercicio de las facultades disciplinarias que son propias de los órganos federativos de esta naturaleza, corresponden a la RFEF, por sí o a través del órgano en quien delegue (el Comité de Competición), las siguientes competencias: Suspender, adelantar o retrasar partidos y determinar la fecha y, en su caso, lugar de los que, por causa reglamentaria, razones de fuerza mayor, o disposición de la autoridad competente, no puedan celebrarse el día establecido en el calendario oficial o en las instalaciones deportivas propias", pero fuentes federativas dijeron a este periódico que "no se aplicará el artículo 42.3 "salvo que la Policía lo solicite por escrito alegando razones de seguridad o de posibles desórdenes públicos graves".

Te podría interesar:   Leo Campana ya es del Wolverhampton

La RFEF se desmarca de todo lo que ocurra fuera del estadio o dentro del mismo, salvo lo que acontezca sobre el terreno de juego. Si hay invasión de campo, Velasco Carballo recordó que sería potestad del colegiado designado, Hernández Hernández, suspender el encuentro aplicando el artículo 5 del Reglamento, y que luego sería el Comité de Competición el que debería fijar las consecuencias de esa suspensión. En este sentido, los Estatutos de la RFEF también contemplan las medidas a tomar. En este supuesto, el cambio de sede en caso de reinicio también es una opción: "Corresponde también a la Federación (a los árbitros o al Comité de Competición) decidir sobre dar un encuentro por concluido, interrumpido o no celebrado, cuando cualquiera circunstancia haya impedido su normal terminación, y, en caso de acordar su continuación o nueva celebración, si lo será o no en terreno neutral y, en cualquiera de los dos casos, a puerta cerrada o con posible acceso de público".

Te podría interesar:   Real Madrid se fija en otra perla brasileña

Comunicado oficial de la RFEF

En relación con el partido del próximo día 18 de diciembre en el Camp Nou entre el FC Barcelona y el Real Madrid, la RFEF manifiesta que, exactamente igual que en todos los encuentros de las competiciones oficiales y al tratarse de un espectáculo público, no ostenta ningún tipo de competencia en materia de seguridad.

Te podría interesar:   Casting del Barça para fichar un ’9’

La RFEF aplicará la reglamentación vigente tanto antes como durante y después del partido si se produjeran situaciones de fuerza mayor o circunstancias en las que fuera necesaria la aplicación de la disciplina deportiva.

Del mismo modo, como es habitual, la RFEF se encuentra en contacto con las fuerzas de seguridad para coordinar la llegada del equipo arbitral a las instalaciones del Camp Nou según los protocolos establecidos.