COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Aquiles Álvarez ya labora como vicepresidente deportivo de Barcelona y en charló con DIARIO EL UNIVERSO donde ratifica que ya tienen técnico para el 2020, cuyo nombre se sabrá al final del actual torneo. El directivo revela que con el DT han empezado a armar el plantel 2020 y un plan hasta el 2023.

¿Cómo administrar un club si no se sabe cuánto debe?

Es difícil, pero sabíamos en qué nos metíamos con Alfaro Moreno. Estuvimos tres años en Barcelona, conocemos bien el día a día, los problemas que hay y los que vendrán. Va a ser duro, pero no habrá quejas. Afrontaremos la situación en silencio y responderemos al final de nuestra gestión. En las asambleas se conocerá tema por tema, rubro por rubro. Con ese estilo afrontaremos todas las situaciones.

Cuando Alfaro Moreno se posesionó dijo que la información que entregó Cevallos no lo conformaba.

Xavier Salem, vicepresidente financiero, maneja ese tema. Pero sabemos que no se han entregado balances, no han cerrado el año y no tenemos cifras exactas. Nos preocupan y nos iremos enterando qué pasa. Vamos a salir adelante.

¿Es cierto que el plantel quedó con deudas?

Es real. Hay que ver cuánto se debe de primas por fichajes del 2019. Entiendo que hay un mes impago del 2018, premios que se deben; hay que ver la cifra exacta. En cuestión de nómina de este año octubre y noviembre no se pagó.

¿Por qué el directorio que salió renovó con jugadores por tiempos en que ellos ya no estarían frente al club?

Por llevar nuestra campaña sin ataques ni señalamientos no dijimos nada, pero (renovar) no era lo que correspondía y más si la LigaPro ha pedido rebajar el presupuesto un 35%. Sin considerar si los íbamos a tener en cuenta en nuestro proyecto deportivo del 2020, la dirigencia anterior nos dejó jugadores con renovaciones. Eso no es ético. Un presidente en campaña es algo atípico. Un presidente en funciones, si es candidato, debe pedir licencia mientras dure la campaña y no usa al club como plataforma al renovar o contratar jugadores. Hay que reformar los estatutos para que mientras dure la campaña no se pueda fichar o renovar.

Te podría interesar:   PARA LA VUELTA: BSC y el valor de las entradas ante Progreso en el Monumental

El caso es parecido a lo que hizo Carlos Villacís, al que le quedaban 5 meses como presidente de la FEF, pero contrató a Hernán Gómez.

Eso incomoda. Ese es el ejemplo. Villacís contrató al Bolillo y ni siquiera participó en las elecciones. Ahora hay otro presidente y por ese contrato la Selección pasó momentos críticos y le costó una rescisión importante al actual directorio. No es para nada inteligente contratar, renovar jugadores, o fichar a un cuerpo técnico antes de que termine un periodo.

¿En qué se diferenciarán de la administración pasada?

Eso se verá luego de cuatro años. Hablaré poco, trabajaré más y lo más importante: habrá transparencia, algo que quieren socios e hinchas. Ellos deben estar informados de todo, no solo de lo económico sino de lo deportivo. Que sepan detalles de contratos. Aunque no todo se puede; hay futbolistas que piden que ese tema se trate con cautela. Se informará lo más posible.

¿Qué sensaciones le dejó la última etapa de la anterior dirigencia de Barcelona?

Terminé sorprendido en el último año por muchísimas cosas. Vimos a un presidente que hizo lo que estuvo a su alcance para perpetuarse, más allá de saber que no era lo mejor para la institución. Todo este año se pensó en términos de cálculos políticos para ver de qué forma blindarse y seguir en el club. La mayoría de los empleados del club fueron obligados a hacer campaña por el presidente Cevallos. Da pena ver cómo cayó la institución en ese sentido. Nunca se había visto eso. Estaban politizadas todas sus áreas. Queremos virar la página, en marzo habrá asamblea, los socios nos ordenarán qué hacer a la dirigencia que acaba de pasar.

Te podría interesar:   #DatoHavoline BSC ha ganado en todos los países de Sudamérica

¿Cómo quedó su relación con Cevallos. Lo trató de muchacho varias veces?

A mí no me afecta que me muchachee porque sí soy muchacho, si él (Cevallos) me quiere ver así. Soy un muchacho que trabaja desde los 16 años y gracias a Dios soy cabeza de una familia porque mi padre falleció cuando tenía 18 años. Más allá de eso, él (Cevallos) cruzó una línea de respeto cuando se metió con un tema personal afirmando que yo falsifiqué mi edad para ser candidato y eso es imperdonable. Después de haber cruzado esa línea de respeto es imposible, la poca amistad o afinidad que hubo durante los tres años que fui parte de la directiva se terminó en un 100%. Cevallos no es ningún amigo.

Alfaro Moreno dijo que ya Barcelona tiene técnico para el 2020, ¿es alguien conocedor del medio?

Sí, ya tenemos al técnico, pero por respeto no vamos a dar nombres hasta que se termine el campeonato. Es un gran técnico y conoce mucho el medio. Es ofensivo, como nos gusta, exige al club y estamos tranquilos por eso. Con él hemos estado diseñando el plantel 2020 y un proyecto hasta el 2023. Nos tomamos las cosas muy en serio como lo debe de ser y esa estructura la vamos a cuidar mucho para que perdure en el tiempo.

¿Cuántos refuerzos llegarán para la campaña 2020?

No más de seis jugadores para fortalecer y darle el respaldo a futbolistas que destacan en las reservas y en las inferiores. Se piensa incorporar máximo a dos extranjeros. La cuota foránea la analizaremos tras reforzar la parte nacional. Una vez lista esa parte veremos en qué sector estamos un poquito débiles para traer extranjeros.

Te podría interesar:   (VIDEO) Loor: "Nosotros no queremos desaparecer la B"

¿La intención de ganar el campeonato financiero hará que el hincha pierda la paciencia? Ellos quieren ganar títulos deportivos.

En el 2016 armamos una estructura con jugadores baratos que prácticamente no eran conocidos y le dejaron réditos al club; por ese camino vamos ahora. No nos asusta achicar el presupuesto, más bien nos gusta. No es de gastar por gastar, hay que invertir calculadamente. Eso no implica que por hacerse una inversión pequeña no apostemos a ganar grandes cosas a nivel nacional e internacional. Barcelona con un presupuesto de $11 millones o máximo $12 millones puede armar un plantel espectacular y pelear un campeonato.

¿Cómo enderezar a un club que vende mal y al que lo demandan a cada rato?

En la parte internacional los equipos que quieren a un jugador del club saben que se vive una situación económica complicada y se aprovechan de eso. Y por lo que sufre Barcelona a veces es necesario aceptar ese tipo de ofertas. Vamos a trabajar duro para que el futbolista del club tenga un valor más importante en
el mercado. Barcelona es una marca que se ha valorado muy bajo en estos cuatro años. Emelec empezó recuperando su nombre y se convirtió en una institución sólida con Nassib Neme. Afuera saben que la actual dirigencia de Emelec no va a vender un jugador en menos de $5 millones y debemos conseguir con Barcelona, pero no es de la noche a la mañana. Se logra con éxitos deportivos y una buena administración.