COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

La sentencia del primer macro juicio por el amaño de un partido en España, el Levante-Zaragoza de 2011, ha decretado la absolución de los 42 acusados por corrupción deportiva, es decir por haber cerrado el ganador del choque antes de que se disputara.

Los únicos condenados, los exdirectivos del Zaragoz aAgapito Iglesias y Javier Porquera, lo han sido por falsedad documental, por haber alterado las nóminas de los jugadores para justificar la salida de dinero del club, aunque no habría sido para comprar el choque.

Te podría interesar:   Daniel Angulo desde China: "El mensaje es claro, quédate en casa"

Según el fallo ambos habrían alterado las nóminas de los jugadores para justificar la salida de 1,7 millones de euros de la entidad, justificándola como primas por la permanencia pero lo hicieron ante la inminencia de la entrada del club en concurso de acreedores.

Se les condena a un año y tres meses de cárcel puesto que el pago de las primas no fue real pero el magistrado no encuentra pruebas de que el dinero fuera destinado a los jugadores del Levante por dejarse perder el partido y rechaza por tanto que ese encuentro estuviera amañado.

Te podría interesar:   Cristhian Noboa, nominado a mejor jugador de marzo en Rusia