COMPARTIR:

Fuente: La Nación

A pura tensión. Cuando comenzó el segundo tiempo, Gimnasia, el equipo que dirige Diego Maradona había conseguido el empate parcial frente a Central Córdoba en el Bosque. Fue durante esos primeros minutos de la segunda mitad que el conjunto platense dominó y tomó posición en el ataque.

Ya con el resultado 1-1, surgió una jugada muy clara para poner en ventaja a Gimnasia, en el pie de Éric Ramírez tras una habilitación de Braian Alemán, pero la definición de Ramírez salió al lado del palo izquierdo.

Te podría interesar:   Maradona seguirá en Gimnasia

Maradona, que estaba siguiendo la jugada muy atento, lanzó un manotazo de frustración al vacío; quiso regresar al banco y no vio el pequeño desnivel sobre el que están los bancos de suplentes, resbaló hacia atrás y terminó en el piso. Fue sólo un susto, ya que el entrenador se puso rápidamente de pie y no pasó a mayores.