COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

El Everton ha emitido un comunicado en el que sale en defensa del surcoreano del Tottenham Heung-Min Son, que en la segunda parte del partido lesionó en una fortuita jugada a André Gomes y posteriormente sufrió insultos racistas por parte de algún aficionado del equipo de Liverpool.

El surcoreano fue expulsado llorando mientras Gomes fue sacado del campo. El Everton confirmó que sufrió una luxación por fractura en el tobillo derecho y se someterá a una cirugía este lunes.

Te podría interesar:   #Rusia2018 (VIDEO) SE VOLVIERON LOCOS: La narración coreana del gol de Son a Alemania

“El Everton está investigando un supuesto incidente de comportamiento racista por parte de un seguidor que asistió al partido de hoy contra Tottenham. El Everton condena enérgicamente cualquier forma de racismo. Cualquier comportamiento de este tipo no tiene cabida en nuestro estadio, nuestro club, nuestra comunidad o nuestro equipo”.