COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

No estábamos allí. Hablamos, por tanto, de oído/leído pero en ambas versiones del contexto ajeno, resulta difícil de entender por qué el señor Niko-Jan Hoogma , director deportivo de la KNVB (Federación Holandesa de Fútbol) desveló que Ronald Koeman tiene una cláusula que le permite dejar la selección para entrenar al Barça y exclusivamente al Barça.

Se ha sabido después, que esta oportunidad, que debería compensarse económicamente por parte blaugrana, caduca en marzo de 2020. Es decir, tres meses antes del inicio de la Eurocopa 2021 que arrancará el 12 de junio en Roma y terminará el 12 de julio en WembleyHolanda, ahora mismo, es líder del grupo C y si cuesta trabajo entender que Koeman renuncie a participar en la fase final del evento, más extraño suena que el Barça, si realmente le quisiera, permitiera que Ronald participase con los cinco sentidos en la Eurocopa, en vez de estar atendiendo las necesidades del equipo que, eso sí es cierto, el héroe de Wembley siempre ha querido dirigir.

Te podría interesar:   Acusan a James de infringir el código interno del Real Madrid

Lo que sí sabemos es que en el Barça no ha sentado bien este perdigonazo de la KNVB, aunque entiende que eso sólo le afecta tangencialmente. El plazo indicado, marzo, es anterior al que tienen Valverde y el Barça para prorrogar su contrato. Una circunstancia idéntica a la del curso pasado cuando Ernesto y el club se dieron de plazo hasta abril/mayo. Es obvio, por tanto, que ante la anunciada predisposición de Koeman , la realidad es que no es Ronald quien decide sino Valverde y el Barça. Ambos tienen la opción de ampliar el acuerdo vigente hasta 2021 y si una de las partes rompe unilateralmente la relación, está obligada a compensar a la otra.

Te podría interesar:   “No vamos a pedir perdón por tener a Messi”

Desconociendo el montante económico de la penalización, es más que palmario que si fuera el Barcelona quien tomase la iniciativa, debería pagar dos veces. La primera, en marzo, para que la Federación Holandesa liberase a Ronald Koeman de su actual contrato, y la segunda a Valverde por negarle la prórroga que tiene pactada. Y eso, por poco que sea, tienen que ser unos cuantos millones de difícil justificación, máxime con la cantidad de pagos atrasados e ineludibles a los que el club debe hacer frente. En la memoria del club facilitada en la Asamblea se detalla que el Barça tiene en este ámbito una deuda por valor de 260,7422 millones de euros, 79,4 de ellos son a corto plazo y 181,287, a largo.

Te podría interesar:   Valverde: "Nuestros jugadores están motivados cuando juegan contra el Madrid"

Particularizando algunos caos, al Liverpool se le deben 94,6 millones por Coutinho y al Bayern, 10,925 a corto plazo por Vidal. Y al Girondins 30,3 (10,114 a corto) por Malcom . Y al Gremio, 27,982 (7,732 son a corto ) por Arthur …y así unos cuantos más hasta llegar a los 48,616 millones que se le deben al Ajax por De Jong . Vaya, que económicamente lo de Koem a saldría muy caro (a menos que se fuera Valverde por voluntad propia) y deportivamente la cosa es bastante discutible. Muy discutible.