COMPARTIR:
El Cásico del 29/11/2010, que acabó con 5-0 se jugó en lunes tras unas elecciones autonómicas

Fuente: StudioFútbol

El FC Barcelona no se plantea solicitar el aplazamiento del Clásico liguero ante el Real Madrid que debe disputarse el sábado 26 de octubre en el Camp Nou a partir de las 13.00 horas. El club azulgrana no es partidario de llegar a tal extremo aunque se prevea una gran movilización en las calles más céntricas de Barcelona ese mismo día por la tarde para protestar por la sentencia condenatoria a políticos y líderes independentistas anunciada por el Tribunal Supremo.

Te podría interesar:   "Lo de Cifuente es un tema de la dirigencia entrante"

En a entidad barcelonista entienden que el evento deportivo debe desarrollarse con normalidad aunque en las gradas se expresen los socios como así deseen en el que será el primer partido en el Estadi desde la sentencia del ‘procés’. Habrá tiempo más que suficiente para que las fuerzas del orden puedan trasladarse de un lugar a otro. En cambio, ante los posibles problemas, el 29 de noviembre de 2010 sí se jugó un Clásico (5-0) en lunes para no coincidir con las elecciones autonómicas del día antes.

Te podría interesar:   Luis Suárez pide que le traigan competencia arriba

Las nuevas manifestaciones sí podrían suspender los actos de inauguración de la nueva tienda del club en Canaletes de este jueves y los de los 40 años de La Masia. Hoy se decidirá. Y de momento se mantiene para mañana la entrega a Leo Messi de la Bota de Oro, organizada por el diario Marca, pero no se descarta nada en función de lo que pueda pasar.

Te podría interesar:   Griezmann puede escalar en el Barça por la ‘vía Koeman’