COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

El PSG necesitaba de un portero que le diera tranquilidad, y Keylor Navas un club que le devolviera los mismos tratos. Como una relación de noviazgo pensando en la vida seria, a futuro. Y la firma que han dado en el verano significó ese verdadero compromiso.

Si bien Keylor era feliz en el Madrid (el club de sus amores), y con el madridismo en total comunión, el trato continuo de la parte noble con el arquero de las tres Champions no era el justo. Y como el fútbol a veces no es tan justo, pero sí de segundas oportunidades, este ha sido gratificante con el trabajo del costarricense. Desde el primer día en París el tico recibió el trato de estandarte, esa fichita que faltaba en la plantilla del jeque para soñar con Europa había llegado, y se tenía que valorizar.

Te podría interesar:   (VIDEO) SORPRESA EN PARÍS: PSG cayó ante el Stade Reims

Y vaya de qué manera le ha retribuido, el club parisino lo ha tenido en puerta en siete partidos durante esta temporada, cinco de Liga y dos de Champions, solo en uno ha encajado, fueron dos goles ante el Reims en un día que los de Tuchel no anduvieron finos por la liga local. Seis triunfos, una derrota. El promedio, altísimo. El PSG es superlíder en ambas competiciones. Y Keylor, se marcha feliz con su selección.

Te podría interesar:   (VIDEO) NEYMAR, OTRA VEZ DECISIVO: Victoria del PSG con gol del brasileño

Los días han cambiado para él en este apartado, que venía siendo hasta incómodo en su país. Su momento de blanco era tan convulso, y el meta tan dedicado a la causa, que muchas ocasiones pidió al seleccionador tico que no le convocara: para mantener la titularidad, para pelear por el puesto, y hasta para quedarse en el equipo.

Te podría interesar:   (VIDEO) "NEYMAR, HIJO DE ....": Los hinchas del PSG abuchearon al brasileño

Han sido dos llamados de Costa Rica durante este corto tiempo en el PSG, y no ha defraudado a sus fieles. Primero para un amistoso ante Uruguay, y esta semana en el inicio de la Liga de Naciones para su país, con juegos contra Haití en Bahamas, y frente a Curaçao en San José. Hoy tiene total confianza de cruzar el Atlántico cuando lo desee. Será el titular, el dueño del arco costarricense, como lo es en el PSG.