COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Segundo partido de Neymar con el PSG este curso, segunda vez que el brasileño es decisivo. Tras anotar el gol que le dio el triunfo (1-0) al cuadro parisino ante el Estrasburgo, ‘Ney’ hizo, en el 87′, la diana que derrotó (0-1) al Lyon, dándole tres puntos muy difíciles a los de Tuchel.

El PSG sufrió en un campo que, tradicionalmente, le resulta muy difícil ganar. En los últimos seis cursos, el Lyon había ganado en su casa a los de la capital por cuatro veces, mientras los parisinos sólo habían ganado en la 2016-17. Pero el genio de Neymar tumbó la resistencia del equipo de Sylvinho, que agrava así lo mal momento.

Te podría interesar:   (VIDEO) ¡POLÉMICA! Tigres anotó dos goles ante un rival que no se movió por una protesta

Tras el duelo ante el Real Madrid, Tuchel realizó cuatro cambios en su alineación. Kimpembe, Verratti y los lesionados Icardi y Sarabia se quedaron fueron, siendo de la partida Diallo, Ander Herrera, Neymar y Choupo-Moting. El equipo visitante dominó, pero se encontró varias veces con la oposición de Anthony Lopes. El meta luso del Lyon cuajó un gran partido, realizando seis paradas, varias de ellas de excelente nivel.

En la portería parisina, Keylor Navas hizo nuevo partido seguro. En tres partidos con el equipo de Tuchel, el meta sigue sin ningún gol encajado.

Te podría interesar:   (VIDEO) ¡PERDIERON EL LIDERATO! Derrota del Madrid ante el Mallorca en La Liga

En el 87′, llegó el gran momento de la noche. Neymar pasó buena parte del partido siendo silbado por la afición local, que incluso le tiró algunas botellas cuando el brasileño se disponía a lanzar saques de esquina. Pero, tras recibir un pase de Di María, ‘Ney’ se fue de dos rivales y, con un tiro cruzado con la pierna izquierda, tumbó la resistencia local.

Te podría interesar:   (VIDEO) ES EL LÍDER: Triunfo del PSG en Turquía

El PSG llegó a los cinco encuentros seguidos ganando y sin encajar goles, estando tres puntos por encima de Angers y Nice en la tabla de la Ligue 1. Por su parte, el Lyon encadena ya cinco choques sin ganar. Tras el conturbado verano que vivió, Neymar sigue marcando diferencias, como si nada hubiese pasado en junio, julio y agosto.