COMPARTIR:

Fuente: MARCA

La batalla de Sahar Khodayari ha acabado de la peor forma posible. La fan que tanto ha peleado porque las mujeres pudieran ingresar a los estadios en Irán -está prohibido desde 1981- ha fallecido después de quemarse a lo bonzo frente al Tribunal Revolucionario de Teherán.

Khodayari, que ya pasó seis meses en una de las cárceles más reaccionarias del Estado, presentaba quemaduras en el 90% después de conocer que debía pasar otros seis meses en prisión.

Te podría interesar:   Iniesta: “Me gustaría seguir jugando al fútbol"

Su ‘delito’ se remonta al 12 de marzo. Khodayari, de 29 años, se vistió de hombre para asistir al partido entre Esteghlal y Al Ain (1-1) y burlar, de este modo, la prohibición de no entrar al estadio.

Su muerte, lógicamente, ha generado una gran controversia y ha reactivado las protestas para que las mujeres puedan acceder a los estadios. Se ha pedido, además, que la FIFA tome cartas en el asunto. De forma esporádica pudieron acceder, por primera vez a los estadios, para ver el Irán-Bolivia en octubre de 2018.

Te podría interesar:   SIN LA FINAL DE LIBERTADORES: Vuelve el fútbol en Chile

Conviene recordar que en agosto se arrestó a otras cuatro mujeres por ignorar la prohibición de entrar a los estadios.