COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

En el inicio de la Supercopa de Europa entre el Liverpool y Chelsea hubo una jugada polémica ya que Sadio Mané trató de hacer una chilena pero el balón pegó en el brazo del defensa blue Christensen.

La árbitro central Stephanie Frappart y su terna histórica (al ser las primeras mujeres en pitar una final de esta envergadura entre hombres) decidieron el "siga, siga". ¿Qué opinas? ¿Era penal para los "reds"?

Te podría interesar:   La millonaria cifra que quiere ganar Neymar