COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Hernán Darío Gómez ya no sigue al mando de la Tri y 48 horas después del anuncio oficial de su terminación de contrato con la Federación Ecuatoriana de Fútbol, dialogó con el periodista Carlos Antonio Vélez de la radio colombiana Antena 2.

El ‘Bolillo’ remarcó que el acuerdo de finiquito se dio en los mejores términos: “Con los directivos una buena relación, sin ningún problema. Con todos los del Comité Ejecutivo llegamos a un acuerdo que es normal. Dimos un mal resultado en la Copa América, personalmente veo que no se jugó bien por momentos”.

“El ambiente se volvió pesado para el presidente y para mí. Esta junta directiva no fue la que me trajo, fue otra. La despedida del presidente fue excelente, tienen un proyecto donde van a trabajar con otras personas, todo es entendible”, agregó el entrenador.

Te podría interesar:   OFICIAL: El grupo y calendario de Ecuador en la Copa América 2020

La FEF deberá pagarle una cifra cercana al millón y medio de dólares en el acuerdo final. Con respecto al arreglo económico, dijo: “El arreglo de nosotros con el presidente fue rápido, no se demoró ni cinco minutos. Usted sabe cómo soy yo, no me voy a poner que me tienen que pagar. Yo no soy así, lo mismo los técnicos que trabajan conmigo”.

Te podría interesar:   "Antonio Valencia es un fenómeno, defendía a muerte la camiseta"

Acerca de los factores que provocaron su salida: “El problema no era yo, el presidente y toda la gente lo sabe, a cualquier DT le hubiera pasado lo mismo. Es una situación difícil la que está viviendo Ecuador a nivel de selecciones. Los jugadores están saliendo muy rápido al exterior, no se sostienen y vuelven. Hay muchas cosas que dificultan”.

Considera que en el país no hay muchos jugadores de proceso de Selección y espera que la última Sub 20 tenga frutos: “Hay un vacío grande en Ecuador. No se sabe dónde están los que fueron al Mundial de Corea (Sub 20 en el 2017), dónde están los jugadores que jugaron la final de la Copa Libertadores con Independiente del Valle. En Ecuador están muy esperanzados con la Selección Sub 20 que quedó tercera del mundo y campeón de Sudamérica. Ahí van a recoger lo que están sembrando y mejorar el fútbol ecuatoriano”.