COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Ousmane Dembélé (22 años) y Nelson Semedo (25) están en el radar de varios clubs importantes de Europa. Dada su calidad y juventud, y teniendo en cuenta que no son titulares indiscutibles en el Barça, les hacen ser piezas apetecibles en el mercado futbolístico.

Sin embargo, el FC Barcelona parece tenerlo muy claro con ambos: son intocables y se cuenta con ellos plenamente de cara a la próxima temporada, que se antoja muy exigente. Es decir, que a día de hoy y salvo cambio de planes inesperado por decisión del futbolista, el Barça no piensa en venderles ni en incluirles en ninguna operación de trueque.

Dembélé lleva dos temporadas en el Barça y no ha acabado de explotar ni de asentarse como titular, pero ha dejado detalles de una calidad excepcional a la hora de romper tanto en carrera como en estático driblando, y también a la hora de definir ante el portero.

Te podría interesar:   Iván Rakitic se había quedado 'atrapado' por las protestas en Cataluña

En paralelo, el francés ha dejado un reguero de retrasos y de detalles que no hablan bien de su nivel profesional, algo que le ha dejado en evidencia ante sus compañeros, un grupo por lo general disciplinado en cuanto a horarios y hábitos alimenticios y de descanso que no ha dudado en dejar en evidencia a Ousmane de forma puntual.

En todo caso, para el club ha pesado más todo lo positivo que puede aportar el francés que lo negativo. Al menos, por lo que se desprende de fuentes con mando, hay un convencimiento absoluto en darle otra oportunidad a Dembélé, y más ahora que ha llegado su gran amigo Griezmann, a quien se le ve como un gran apoyo para el extremo. De hecho, se asegura que no hay ninguna intención de venderle y tampoco de meterlo en el famoso trueque que el Barça contempla como la única fórmula para que Neymar acabe regresando al Camp Nou. Y puestos a ponerle un precio, más allá de su cláusula de rescisión que está fijada en 400 millones, en las oficinas del club se habla de un precio de ¡250 millones! Todo ello, queda claro, siempre y cuando Ousmane no se descuelgue con la petición de irrevocable de irse del Barça. Algo que a día de hoy no parece que esté entre sus pensamientos.

Te podría interesar:   "Messi, Suárez y Griezmann se entendieron bien"

Quien sí que se planteó marcharse sin ningún tipo de complejos fue Nelson Semedo. El lateral portugués recibió el interés del Atlético de Madrid y se ilusionó con los cantos de sirena del ‘Cholo’ Simeone. Sin embargo, el FC Barcelona se negó en redondo a escuchar la propuesta rojiblanca ni a incluirlo en la operación de compra de Antoine Griezmann.

Te podría interesar:   MUCHA LLUVIA Y GOLES: IDV goleó al Aucas

En este sentido, el Atlético ha visto que el Barça va en serio y ha decidido ir a por otro lateral, el inglés Trippier. En el club azulgrana ven a Semedo de titular este año con Wague de suplente y con Sergi Roberto pasando a la medular para apoyar a un Busquets que la pasada campaña sufrió un gran desgaste físico.