COMPARTIR:

Fuente: Diario Olé

La imagen parece ser trucada por lo insólita: Daniel Angelici sentado en el asiento del acompañante de un taxi de color blanco con una banda roja cruzada en la puerta. Sin embargo, es real. Así son los colores de los taxis en Madrid y el presidente de Boca viajó en uno de esos autos para asistir a la primera audiencia del TAS en el reclamo de Boca contra River y la Conmebol por la final de la Copa Libertadores.

Te podría interesar:   Ferdinand afirmó que a Dybala le faltan “minerales”

Como era de imaginarse, la foto se viralizó rápidamente en las redes sociales y no faltaron las cargadas para el presidente xeneize por la foto inoportuna. La cuestión es que este martes por la mañana, en Madrid, comenzó el juicio luego de que Boca llevara el caso "Final Copa Libertadores 2018" al TAS, que es el Tribunal Arbitraje Deportivo y que decidirá si da lugar al pedido xeneize de quitarle la Copa a River y recibir un resarcimiento económico por daños y perjuicios tanto por los incidentes registrados el 24 de noviembre en las adyacencias del Monumental como por el dinero que el club se perdió de ganar al no poder obtener la Copa y jugar, además, el Mundial de Clubes y la Recopa Sudamericana.

Te podría interesar:   El Bayern propone la fórmula James con Coutinho

Por el lado de River, el cuerpo de abogados especialistas en derecho deportivo que contrató llevará adelante la defensa con el argumento de que la seguridad del partido excedía la responsabilidad del club.

El Tribunal organizó dos audiencias para escuchar a ambas partes (la otra será este miércoles) y se calcula que el fallo saldrá en no menos de dos meses.

Te podría interesar:   Inter de Milán: 150M€ invertidos para derrocar a la Juventus