COMPARTIR:

Fuente: Diario Olé

Nicolás Burdisso soñaba con tentar a Daniele De Rossi, por su fanatismo con Boca, con tentarlo para que viniera a sus 36 años a jugar a Argentina. El volante pidió tiempo para pensarlo y, desde que se fue de vacaciones con su familia hasta que finalizó las mismas, no respondió positivamente a la intención del manager del Xeneize.

El propio Gustavo Alfaro confesó que no lo había pedido en la primera conferencia en el comienzo de esta pretemporada. Con el correr de las semanas, la posibilidad de que llegue al fútbol argentino se fue desvaneciendo al igual que la chance de que vaya a la MLS.

Te podría interesar:   La historia de superación de Layún tras padecer un cáncer

Fue entonces que había aparecido la opción de seguir en la Serie A y desde Fiorentina deslizaron que tenían el ok del jugador para cerrar su llegada. Claro, que conociera al director deportivo del conjunto de Florencia, Daniele Prade, y al entrenador, Vincenzo Montella, hacía pensar que eso iba a ayudar a su decisión. Pero volvió a pasar el tiempo y no hubo nada oficial.

Te podría interesar:   “No podía terminar mi carrera sin jugar en Boca”

Y en las últimas horas, desde Sky Sports de Italia, afirman que la decisión que habría tomado De Rossi fue la de dejar de jugar al fútbol. Así le pondría punto final a una exitosa carrera en la que su máximo logro fue la Copa del Mundo de 2006 con la selección italiana. Precisamente, en la Nazionale podría empezar a dar sus primeros pasos para lo que quiere hacer ahora: ser entrenador.

Te podría interesar:   ¿Copa y multa a River, plata a Boca?