COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

Ha llegado el día. Antoine Griezmann ya vale 120 millones de euros. Hoy, 1 de julio, su cláusula de rescisión deja de ascender a 200 ‘kilos’. Su fichaje por el FC Barcelona está más caliente que nunca aunque en ningún caso se ha enfriado ni mucho menos quedó descartado. En los últimos tres meses, el delantero francés ha sido siempre una opción más que sólida para reforzar la plantilla azulgrana. Así lo ha venido informando MD.

Esta semana podría haber novedades decisivas sobre la llegada del aún delantero del Atlético de Madrid, que el 14 de mayo anunció su marcha del club colchonero tras reunirse aquella misma tarde con el consejero delegado, Miguel Ángel Gil MarínDiego Pablo Simeone Andrea Berta, director deportivo. Griezmann (28 años) ya lo tenía decidido desde bastantes semanas antes. De hecho, antes de la eliminatoria de octavos de la Champions League perdida a inicios de marzo ante la Juventus ya había hecho saber al Barça, a través de intermediarios, que se había arrepentido de su decisión de continuar en el Atlético, escenificada en un documental que levantó ampollas en el barcelonismo.

Te podría interesar:   (VIDEO) GOLEADA BLANCA: Real Madrid superó al Eibar en la Liga española

La oposición a su fichaje en gran parte del entorno azulgrana ha ido decayendo con el paso de las semanas, especialmente después del batacazo europeo en Liverpool y la evidente necesidad de más gol y presión en la zona atacante.

El propio Gil Marín confirmó que Antoine “jugará en el Barça” y que “se sabe desde marzo”. En cambio, desde el club catalán se mantiene el hermetismo en cuanto al plan de actuación una vez iniciado el mes de julio pero todo apunta que la fumata blanca al fichaje del delantero francés no se alargará. Como mucho, el anuncio y la presentación estaría entre el 8 y 10 de julio.

Te podría interesar:   Messi seguirá hasta 2021 y no negociará su renovación hasta la próxima campaña

Aunque algunas informaciones apuntaban que el Barça podría llegar a un acuerdo para cerrar el traspaso en 126 millones para fraccionar el pago, MD ya informó el sábado que el club azulgrana no tiene intención alguna de pagar más allá de los 120 ‘kilos’ que ya vale desde hoy la libertad de Griezmann en su contrato con el Atlético hasta 2023 dejando abierta la opción de desembolsar menos dinero en caso de entrar un jugador en la operación. Es de sobra conocido el interés colchonero por Nélson Semedo, intocable de momento en el Barça.

Griezmann sabe que Ernesto Valverde ha bendecido su incorporación después de que el cambio de opinión del año pasado, cuando rompió el pacto verbal que alcanzó con el Barça, trastocara mucho los planes del técnico, que ya contaba con él. En su última aparición pública el 11 de junio tras jugar contra Andorra, dijo estar “impaciente” por anunciar su nuevo equipo. Confirmó que ya lo conoce: “Sé donde quiero jugar”.

Te podría interesar:   Rakitic, lesionado en el tendón de Aquiles

“Sacrificios” y un rol secundario

Presente en el spot promocional de LaLiga y Puma, firma de la que es icono mundial, para presentar el balón de la temporada 2019-20, también habló de “los sacrificios” que deberá hacer. Uno de ellos pasa por retomar el acuerdo con el Barça del año pasado por el que iba a cobrar unos 16 millones de euros netos, menos de los 23 que ha percibido este curso en el Atlético. Otro será ejercer un rol más secundario al lado de Messi Suárez y quién sabe si también de Neymar. “No sé si el 1 de julio es el día clave, ojalá sea lo más rápido posible. Hay que esperar un poquito”, dijo hace tres semanas. Ahora ya no hace falta aguardar mucho.