COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Fin a una era. El portero de las tres Champions League no volverá a jugar con el Real Madrid después de jugar su último partido con la elástica merengue en el encuentro ante el Betis, correspondiente a la jornada 38 de La Liga 2018/2019. Zinedine Zidane premió a Keylor Navas, su trayectoria y trabajo durante estos años, con la titularidad en el cierre del campeonato doméstico.

Grandes paradas firmó el internacional costarricense, pero no pudo evitar la derrota por 0-2 de los suyos ante el Betis. Keylor acaparó todos los focos una vez pitó Undiano Mallenco, quien se despedía de la profesión. Navas se arrodilló en el césped del Santiago Bernabéu para dar ‘gracias a Dios’, pero el momento más comentado llegó tras esto, cuando comenzó a despedir de una afición que le coreó desde la previa del encuentro y hasta el minuto final del choque.

Te podría interesar:   Zidane: “No veo esta plantilla sin Keylor. Es un jugador del Madrid, importante”

Con la mano en el pecho y visiblemente emocionado, Keylor Navas tuvo un último gesto para con los aficionados madridistas. Han sido los propios seguidores blancos los que le han demostrado al guardameta tico su cariño y apoyo a lo largo de los últimos meses, cuando se comenzó a vislumbrar el principio del fin del portero en el Real Madrid tras cinco temporadas en el club.

Un luchador

Keylor aterrizó en el Santiago Bernabéu en el verano del 2014, después de convertirse en el portero más destacado del Mundial de Brasil. Pero el costarricense ya era un viejo conocido de La Liga, ya que había destacado por méritos propios en las filas del Levante. Pese a que al principio no tuvo fácil saborear las mieles de la titularidad, tras la salida de Casillas acabó imponiéndose en la rotación.

Te podría interesar:   (VIDEO) En Madrid acusan a Bale de despreciar al Real Madrid

El ‘portero de Zizou’. El entrenador francés siempre confió en él durante su primera etapa en el banquillo del Real Madrid. Pero eso cambió al regresar el pasado mes de marzo. El fichaje de Thibaut Courtois en verano dio un giro a la situación en la portería y es que el belga llegaba para quedarse y ser indiscutible no solo este curso, sino también en el futuro próximo. Ahora Navas debe decidir el club de destino, aunque pretendientes no le faltan. Buena suerte.