COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

En el Real Madrid intentan jugar al despiste con el posible fichaje de Neymar Jr. Oficialmente, el club blanco no tiene ningún interés en el brasileño del PSG. Prueba de ello son los dos comunicados oficiales que emitió el pasado verano cuando diversas informaciones apuntaban a que el Madrid iba a ir a por Neymar.

Sin embargo, de puertas para adentro, el mensaje es algo diferente. En el club reconocen que la opción es muy remota pero, de ponerse a tiro, ven el fichaje de Neymar más factible que el Kylian Mbappé, el otro gran objeto de deseo de Florentino Pérez.

Te podría interesar:   (VIDEO) SE PARTIERON DE LA RISA: Neymar, Mbappé y su reacción tras el gol del PSG al Madrid

El presidente del Real Madrid tiene al brasileño entre ceja y ceja desde la pugna que libró en 2013 con Sandro Rosell por su fichaje y que terminó finalmente con Neymar vistiendo la camiseta del Barça.

Por otro lado, según ha podido saber MD, hay sectores del club que no verían con buenos ojos la contratación de Neymar por una razón de peso: su llegada supondría un gran obstáculo para la progresión de Vinicius.

Te podría interesar:   Hinchas del PSG a Neymar: "El camino de la redención será largo"

En el club blanco consideran que la joven perla es un valor estratégico tanto para el presente como sobre todo para el futuro a medio y largo plazo de la plantilla.

Además, según valoran en el Madrid, ambos comparten hábitat natural en el extremo izquierdo (posición similar a la que ocupa Hazard, que fichará este verano) y tienen características similares: uno contra uno, inventiva, desequilibrio, desborde y velocidad.

La explosión de Vinicius esta temporada en las difíciles circunstancias que ha atravesado el equipo reafirman la posición del club, que quiere que el brasileño asuma un papel importante en el próximo proyecto liderado por Zinedine Zidane.

Te podría interesar:   Hazard: “En Chelsea cuando perdíamos no era desastre, en España es diferente”

A pesar de su buen rendimiento, no ha pasado desapercibido que Vinicius, de solo 18 años, tiene un amplio margen de mejora para poder exprimir todo su potencial, especialmente en lo que se refiere a la toma de decisiones en los metros finales y en la definición de cara a portería, su gran debe esta temporada.