COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

6 de mayo del 2009, el Chelsea se enfrentaba al -en ese entonces- sorprendente FC Barcelona de Pep Guardiola en Stamford Bridge en la vuelta de las semifinales de la Champions League.

El conjunto inglés parecía que tenía la receta para incomodar a los culés, un cerrojo hizo efecto en el Camp Nou y empataron a cero. En la vuelta los ingleses se colocaron por delante con un golazo de Essien.

Te podría interesar:   El Barça busca un destino para Umtiti

Ya al borde del final del encuentro y con un polémico arbitraje del noruego Ovrebo se llega al minuto 93 donde un Barça con 10 hombres tras la expulsión de Eric Abidal, se lanzó con todo.

Un centro por la derecha de Dani Alves no pudo ser rechazado por la defensa blue, el balón termina a los pies de Messi que ve a Iniesta con espacios en la frontal del área.

Te podría interesar:   Beckham ya no será el dueño del Inter Miami FC

El "cerebro" decidió por impulso, el remate de primera con el borde externo que hizo estéril la estirada de Petr Cech y el grito eterno del español que ya es parte de la historia del fútbol, de eso ya se cumplen 10 años ¡Como pasa el tiempo!