COMPARTIR:

Fuente: EFE

El Atlético de Madrid logró un triunfo por inercia, con un gol en propia puerta de Joaquín con el que derribó la resistencia del Valladolid, que clamó contra el VAR y la decisión del árbitro por un supuesto penal por mano de Arias en los minutos finales y que chocó en tres ocasiones con Jan Oblak.

Te podría interesar:   FIN A LA ESPERA... PERO SIN GOLES: Olmedo y U. Católica empataron en Riobamba

La realidad que desprende es que tiene poco que decir en el torneo doméstico. Inalcanzable la cima del Barcelona y encarrilada la segunda plaza, el partido de este sábado fue una evidencia en ese sentido.

No se exprimió jamás a lo largo de los 90 minutos, como si el triunfo fuera a llegar por la mera inercia de su superior nivel.

Te podría interesar:   (VIDEO) ¡POLÉMICA! Tigres anotó dos goles ante un rival que no se movió por una protesta

En el cuadro visitante no estuvo el ecuatoriano Stiven Plaza, quien ha sido convocado para el Mundial Sub 20 pero por ahora sufre una lesión.

VIDEO: