COMPARTIR:

Fuente: MARCA

Leo Messi tuvo que ser atendido por los servicios médicos del Barcelona tras sufrir un duro golpe de Smalling pasada la media hora de partido en Old Trafford.

Los médicos del club someterán al futbolista este jueves a pruebas médicas para descartar una posible fisura en el tabique nasal.

Los galenos determinaron que no sufre una fractura. El futbolista ha acabado el choque con un hematoma importante pero mañana se conocerá el alcance de la molestia.