COMPARTIR:

Fuente: AS

Alemania se llevó el triunfo final tras un auténtico partidazo disputado en el Ámsterdam Arena. La primera parte fue de dominio teutón.

Los futbolistas de Joachim Löw hicieron un fútbol exquisito comandados por Sané y Gnabry, encargados también de hacer los goles en el 14′ y el 33′.

En la segunda mitad, Ronald Koeman introdujo a Bergwijn e hizo un cambio de sistema y los suyos reaccionaron. En el 47′, De Ligt, y en el 62′, Depay, que también había dado la asistencia anterior a su compañero, pusieron el 2-2 en el marcador.

Sin embargo, en el último suspiro, Schulz mandaba a la red un centro de Reus desde la izquierda. Tres puntos para los germanos.