COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Jorge Célico, actual entrenador de la Selección Sub 20, habló de todo en una entrevista con el periodista Carlos Víctor Morales para el canal de Youtube CVSPORTS TV y se extendió en el tema de como se dio y se enteró posteriormente de la fuga de cinco jugadores de la Tri de mayores previo al encuentro de Eliminatorias ante Argentina en Quito.

A continuación las frases destacadas del entrenador que aseguró que pudo haber existido una especie de “complot” y dijo que este caso lo marcó:

“La imposibilidad de sacar a esos chicos que se escaparon era porque no había el reemplazo en calidad, nivel necesario y era como entregar el partido. No obstante, yo saco los cinco jugadores y me comunico con el Ing. Villacís y él me dijo algo con lo cual concordé en ese momento. Me dice “vamos a quedar expuestos ante toda la opinión pública como que entregamos el partido a Argentina”, era terrible. Aparte los exoneraron a los jugadores, yo no”.

“A las 12 de noche yo no soy responsable, tengo una vida ordenada, a las diez de la noche yo duermo ¿Y qué pasó con la seguridad de la Casa de la Selección? ¿Usted se acuerda de como esto salió a la luz? Con la foto de un carro yéndose ¿Cómo se va un carro donde las puertas están cerradas?”.

“Es doloroso, tengo que decir las cosas como son, tengo que ser sincero y hay gente que me avala que lo que estoy diciendo es cierto. No los conozco (los de seguridad), no quiero meter la pata y decir algo que no es, pero así fue”.

“En el contexto que estábamos viviendo tomé la mejor decisión para no manchar la imagen del fútbol del país. Ya estaban cuestionando que había gente con valija, de que íbamos a ir para atrás. Yo me peleé con Ruggeri en el programa de Vignolo (Fox Sports) ¿Qué valija? ¿Qué piensas? ¿Qué somos muertos de hambre?”.

“Si el jugador se escapa y hay gente encargada de la seguridad ¿Yo qué tengo que ver?. Ahí hubo un complot, algo preparado. Patricio Lara y Diego Cuvi (asistentes de Célico), los dos se quedaron en el lobby de la Casa de la Selección. Esperaron que se fueran a dormir (00h30) y ahí arrancó un auto y se abrió una puerta mágicamente. Después entraron, forcejearon una puerta que es imposible de abrir porque le ponen una cadena y candado así (hizo el gesto de que eran grandes), sin embargo estaba livianamente puesta la cadena de forma tal que la puerta se abrió un poquito y se metieron por ahí”.

“Yo me entero a las siete de la mañana, me quería morir. Era terrible, me vinieron a hablar ellos cuando termina la práctica. Venían a lloriquear de a uno y luego todos juntos”.

“Los nombres los dio la FEF… Jamás di un nombre y ellos lo saben, yo me seguí portando con los códigos del fútbol. De dos jugadores fueron los que más me dolió porque tuvieron la oportunidad de jugar al fútbol gracias a mi persona, Robert Arboleda y Jhon Jairo Cifuente… me defraudaron terriblemente”.

“Si yo salgo a decir que los cinco jugadores se escaparon de la concentración, ellos tienen familia… era bien complicado”.

“Es súper raro ¿De dónde salió la fotografía que llegó al Twitter de Reinaldo Romero?”

“Con esto crecí, porque yo soy muy inocente y ahí empecé a ver la miseria humana… quedé marcado”.