COMPARTIR:

Fuente: Diario Olé

El triunfo 4-2 de Suiza ante Rusia quedó, con justeza, opacado porque lo que aconteció a los seis minutos del segundo tiempo en el cruce entre ambas selecciones sub 17, por el campeonato de Europa de la UEFA. ¿Qué pasó? En pleno partido, las capitanas de sendos equipos se trenzaron a golpes. Y claro: fueron expulsadas.

Con el marcador 2-0 a favor de las helvéticas, llegó el caos en la ciudad de Stara Pazova (Serbia)Ljustina Ella, caliente por un empujón previo, le pegó una patada terrible de atrás a la rusa Pamen Tchato y todo se desmadró. La 16 respondió con una trompada en el rostropara, posteriormente, también recibir una piña en la cara. Las corridas(breves, pero corridas en fin) no se hicieron esperar y todo volvió a la normalidad después de que ambas capitanas vieran la tarjeta roja.

La suiza terminó llorando al costado del campo de juego, entregándole la cinta a una compañera. Al menos, su equipo terminó ganando…