COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

Mauro Icardi ha vuelto este jueves a entrenar con el Inter, poniendo fin a un ‘motín’ que se prolongaba desde el 13 de febrero, a raíz de que por los desacuerdos en torno a su renovación le fuera retirado el brazalete de capitán del equipo negriazul.

Icardi llegó a las 9.41 a las instalaciones de Appiano Gentile, puntual como siempre, pero no para dirigirse a hacer recuperación por una supuestas molestias en la rodilla, sino que esta vez se puso a disposición del entrenador interista, Luciano Spalletti. La cúpula del Inter le esperaba este jueves, con el director ejecutivo Beppe Marotta al frente. En cuanto a sus compañeros, sólo los que no se han ido con sus selecciones. No estaban Brozovic y Perisic, sus grandes ‘enemigos’, pero sí Handanovic, quien ahora luce el brazalete de capitán.

Te podría interesar:   El Bayern propone la fórmula James con Coutinho

Con Marotta y el abogado Paolo Nicoletti (cercano a Massimo Moratti y que trabaja para Icardi y su esposa y agente, Wanda Nara) de mediadores, Icardi ha decidido poner fin al ‘motín’ iniciado antes del partido de ida contra el Rapid de Viena y ser de nuevo jugador del Inter. Le toca lograr ser aceptado de nuevo por el vestuario. aclarar las cosas con Spalletti, merecer ser convocado para el encuentro contra el Lazio del 31 de marzo en Serie A y ser de nuevo el jugador que tanto ha hecho por el Inter. Aunque no sea capitán.

Te podría interesar:   “El PSG debe encontrar soluciones sin Neymar”