COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

Vinicius Junior (18 años), jugador del Real Madrid, realizó unas sorprendentes declaraciones a la Cadena Ser. Entrevistado en ‘El Larguero’, el delantero brasileño se descolgó diciendo que finalmente se fue al club blanco a pesar de que el FC Barcelona le ofrecía más dinero. “Con 16 años, los grandes clubs se fijaron en mí. Primero el Barça y luego el Madrid. Medité qué opción era la mejor, pero me convenció el proyecto del Real Madrid por su confianza en los jóvenes. El Barça iba a pagar más, pero me convencía más el proyecto del Madrid”.

La realidad sobre el fichaje de Vinicius por el club blanco no es tal como él la cuenta. Puede ser que le convenga dar esa versión de lo sucedido o que no le hayan explicado la verdad. Pero la realidad es otra. Fuentes del FC Barcelona que participaron en el intento de fichar a Vinicius se encontraron con una situación cambiante cuando todo estaba encarrilado para que el brasileño recalase en el Camp Nou. Incluso sus padres y sus agentes, Federico Pena y Stéfano Ávila, estuvieron en Barcelona conociendo las instalaciones del club y viendo un partido en el Camp Nou.

La historia de Vinicius con el Barça vivió momentos de alegría pero también un final con tensión, zozobra y, finalmente, una gran decepción que dejó un regusto de traición entre los responsables deportivos azulgrana. En 2017, el Barça decidió que aquel delantero del Flamengo tenía madera de crack. Por ello, decidió hacer por él una oferta de 18 millones de euros a su club, en el que tenía una cláusula de rescisión de 30 millones. El Flamengo aceptó la propuesta barcelonista después de que el club azulgrana llegase también a un acuerdo con el jugador a través de sus agentes y sus padres.

Sin embargo, de repente, el Real Madrid apareció en escena dispuesto a pagar íntegra la cláusula de 30 millones al Flamengo. El Barça, conocedor del peligro real de que acabase de blanco, analizó la situación y decidió, también, pagar la cláusula, siempre partiendo de que ya había cerrado un acuerdo con el futbolista. El acuerdo definitivo se ultimó en Barcelona con los agentes del punta, pero de nuevo el Madrid les tentó. Y de repente, de forma inesperada, Vinicius retocó su contrato con el Flamengo y pasó a tener una cláusula de 45 millones.

El Barça asistió atónito a este movimiento y ya con la mosca tras la oreja porque se enteraron de un viaje de los agentes del jugador a Madrid días atrás. La traición se había consumado porque el Real Madrid rápidamente informó al Flamengo y al jugador de que estaba dispuesto a pagar esos 45 millones. Y no sólo eso, según informaciones del FC Barcelona el club blanco gastó 16 millones más en comisiones para los representantes (8 ‘kilos’) y la familia del jugador (otros 8 millones).

Por tanto, el Real Madrid no sólo pagó más de lo que estaba dispuesto a pagar el Barça (30 millones) hasta llegar a los 45 ‘kilos’ para el Flamengo sino que además se rascó el bolsillo para contentar a representantes y familiares del brasileño. Quizás el proyecto del Madrid pesó en Vinicius. El dinero del club blanco también. Y mucho.