COMPARTIR:

Fuente: Diario OLÉ (Argentina)

La derrota por 3-2 en el clásico ante el Inter del pasado domingo dejó muy golpeado al Milan, equipo que cedió el tercer lugar de la tabla de la Serie A a los Neroazzurros y que ahora ve como la Roma le pisa los talones en busca del último boleto a la próxima Champions League.

Los ánimos entre los jugadores del Rossonero estuvieron muy caldeados durante el encuentro en el Giuseppe Meazza, y Lucas Biglia y Frank Kessié casi se van a las manos en un insólito episodio.

Corría el minuto 69 cuando Genaro Gattuso, técnico del Milan, decidió sustituir al volante marfileño por Andrea Conti, lo que generó el enojo del ex Atalanta.

Molesto, el africano se dirigió al banco de suplentes, lugar en el que Biglia le pidió que sea más respetuoso, lo que generó la violenta reacción de Kessié.

Lejos de calmar la situación, el ex Argentinos e Independiente respondió de la misma manera a los insultosy debió ser calmado por el uruguayo Diego Laxalt.

Tras el encuentro, ambos jugadores salieron a hablar juntos con la prensa a la zona mixta, donde ofrecieron disculpas por el bochorno.