COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

Mientras el Real Madrid se juega el orgullo y la próxima Champions en Valladolid, los altos dirigentes blancos siguen buscando entrenador para lo que resta de temporada y las siguientes. Y por lo que se ve no es nada fácil. Su gran objetivo, Zidane, no ve nada claro llegar ahora, aunque sí que abre la puerta al mes de junio. El resto de candidatos tienen equipo, como el caso de Pochettino, Allegri o Kloop, por lo que están descartados para ahora mismo.

Así las cosas, el único libre para incorporarse de inmediato es Mourinhoque, además, aplicaría la mano dura con el vestuario que tanto reclama Florentino Pérez. El problema es que en el club son conscientes de que el portugués, aunque con mucho apoyo, generaría debate en el madridismo y eso no le gusta nada al presidente que no quiere más problemas en la grada tras escuchar como buena parte de la afición pedía su dimisión en el partido ante el Ajax.

“Ahora mismo no se puede descartar nada”, aseguran desde el club cuando preguntan sobre el nuevo entrenador. Un asunto que Florentino quiere solucionar cuanto antes mejor, pero Zidane sigue diciendo que ‘no’ y el club no encuentra a nadie que le convenza para llegar ya y que sea un entrenador de transición hasta final de temporada. Con este panorama. el nombre de Mourinho suena cada vez con más fuerza en los entornos blancos. Tantos que incluso hay rumores que apuntan que mañana mismo, el entrenador portugués llegará a Madrid para hacerse caso del equipo.

Rumores o no, lo que parece claro es que Florentino Pérez quiere cerrar el capítulo del nuevo entrenador de inmediato y a partir de mañana podría haber novedades en ese tema.