COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Maurizio Sarri no se tomó muy bien el set en blanco que el Manchester City le hizo a su Chelsea. El italiano se marchó rápido del Etihad y ni tan siquiera se detuvo a saludar a Pep Guardiola al final del partido. Así reaccionó el catalán a la acción.

Te podría interesar:   "Guardiola no gana la Champions porque no tiene a Messi"