COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

Nadie hubiera imaginado una semana atrás el escenario actual. Tras caer en St Jame’s Park, el City puso en riesgo su candidatura a la Premier pero el Liverpool también falló. Le pudo la presión al cuadro de Anfield, continuado su error en Londres tras dejarse un empate ante el West Ham que puede servir para que el campeón inglés recupere el liderato: “Hace unos días eran ellos los campeones y ahora somos nosotros los favoritos. Hay que mantener la calma”, apuntó Guardiola.

El catalán, sin embargo, sabe que tiene ante sí una oportunidad de oro, al acecho de ponerse por delante del Liverpool si vencen al Everton a domicilio: “Goodison Park siempre ha sido difícil para nosotros y es un rival que tiene suficientes argumentos como para ponernos en problemas”, dijo Pep en la previa, consciente de que aún quedan sorpresas de aquí a final de curso: “Lo anormal es hacer 100 puntos. Es una Premier que se puede decidir en la última jornada”, imaginó.

Atraviesa el Everton un momento complicado, cuestionado Marco Silva al frente del equipo: “Solo puedo aconsejar que aguanten si creen en su proyecto. Construir un equipo requiere su tiempo”, aseguró Guardiola, que desde hace semanas entona el discurso de ir partido a partido: “Sé que suena repetitivo pero es así. En el vestuario insisto en no olvidar quiénes somos”, reitera cada vez que puede. No se despista el City, alertado también por el ritmo del Chelsea, Tottenham y United.

Está por ver la reacción del City ante el reto de recuperar el liderato tantas semanas después: “Me gustaría decir que tenemos el nivel del año pasado y mi sensación es que somos mejores, pero si analizas el choque ante el Newcastle la opinión cambia. Mañana, ante el Everton, veremos si el equipo tiene suficiente deseo sobre el terreno de juego”, concluyó el preparador del City, que se ve en la etapa decisiva de la temporada, más cerca que nunca de ponerle el miedo en el cuerpo al Liverpool.