COMPARTIR:

Fuente: SPORT

Jorge Sampaoli llegó a Santos y hubo mucho revuelo por su incorporación, pero cuando comenzó a interactuar dejó a varios "torcedores" del equipo "Peixe" boquiabiertos, y algunos comenzaron a disgustarse por la falta de conocimiento del argentino sobre el equipo que hoy día dirige en el fútbol brasileño.

"Cuando llegué a Santos, vine a un equipo con mucha historia, por lo que me ilusionó llegar acá. Tenemos que estar a la altura de la historia de Pelé, de Neymar, de Ronaldinho" dijo Sampaoli en conferencia de prensa después de jugar un partido amistoso contra Corinthians. Esta fue la primera conferencia de prensa que dio el ex entrenador del Sevilla a la prensa en Brasil y lo ofreció en español.

Te podría interesar:   RECUERDAN AL CHUCHO: Emotiva foto de Cristiano Benítez junto al hijo de Renato Ibarra

El gran problema con esa frase del exseleccionador argentino fue que el ídolo del Barça nunca jugó para el Santos durante su carrera futbolística que terminó de manera oficial en el 2018.

Ronaldinho comenzó su carrera con Gremio antes de irse a Europa y convertirse en uno de los grandes jugadores de los últimos 20 años. Cuando regresó del Viejo Continente, llegó a Flamengo y después reforzó a Atlético Mineiro, equipo con el que ganó la Copa Libertadores en el 2013.  Después jugó brevemente con Fluminense, pero nunca jugó para Santos.

Te podría interesar:   Reportan que Ronaldinho no pudo salir de Brasil por un problema judicial

El propósito de la frase que tiró Sampaoli era poder establecer sus intenciones como entrenador: “Quiero un equipo grande, que proponga. Vinimos con una expectativa que le expresamos al presidente y él está en la búsqueda de contentar nuestros pedidos y esperamos que a corto plazo se puedan cumplir para competir contra equipos ya formados", agregó.

Te podría interesar:   Dybala, durísimo con Sampaoli: "No me saludaba en el Mundial"

Santos comienza su campaña en el Torneo Paulista el próximo fin de semana cuando enfrentan al Ferroviária en el Estadio Vila-Belmiro en la Ciudad de Santos.