COMPARTIR:

Fuente: AS

Pepe puede cumplir el sueño de salir de la primera línea del fútbol en el club donde siempre deseó. El Oporto le dio el reconocimiento mundial para fichar por el Real Madrid en 2007 y once años después regresa con 33 años tras un amargo trago en el Besiktas, de donde tuvo que salir por problemas financieros.

En Oporto coincidirá con su amigo Iker Casillas. Ambos convivieron unos cuantos años en el Real Madrid y se fraguó una buena amistad. De hecho, el guardameta no tardó en darle la bienvenida en las redes sociales.

Y en la primera entrevista, Pepe hizo un repaso a su trayectoria en la que destacó lo complicado que era hacerse hueco en el eje de la zaga cuando firmó por el Real Madrid allá por 2007. Por entonces, el equipo blanco pagó 30 millones de euros y muchos lo consideraron una locura. “El Real Madrid era un cementerio de centrales. Todos los que llegaban no conseguían afianzarse. Y el Oporto me preparó para eso. Estuve diez temporadas. Por allí pasaron grandes centrales y no conseguían afianzarse como lo hice yo”, dijo Pepe en Porto Canal.

Por entonces, el Real Madrid contaba en el centro de la defensa con Sergio Ramos y otros más que luchaban por un puesto como Fabio Cannavaro, Gabriel Heinze o Christoph Metzelder.

Te podría interesar:   Rakitic y Umtiti lo tienen claro: ni se plantean salir del Barça

Pepe regresa al club que en 2004 apostó por él tras tres temporadas en el Marítimo, equipo de la isla de Madeira. “Salí del Marítimo y vine para Oporto. Vivía en una isla y venir al continente fue un cambio abismal. El año que tuve de adaptación recuerdo que no fui yo mismo y el equipo tampoco estaba muy bien, pero los dos últimos fueron fantásticos”.

Te podría interesar:   Ronaldo pide la cesión de Vinicius para el Real Valladolid

Ahora forma parte de un club que cada año es el máximo favorito al título en Portugal y está asentado en la Champions League. Además competirá junto a amigos del pasado. Con Casillas tiene una relación especial y con él pasó el mayor tiempo el día de su llegada. “El reencuentro fue muy bueno. Me sentí muy feliz porque le veía muy feliz. Cuando fiché por el Madrid yo le hablaba del Oporto. Puede que haya influido en algo en su decisión de venir al Oporto, no sé… Cuando llegué le hice la misma pregunta que me hizo cuando fiché por el Madrid: ‘¿Hablas español?’ Entonces yo le dije que no. Ahora yo le he preguntado si hablaba portugués y me ha dicho que entendía, pero que le da un poco de vergüenza. Entonces estás mejor que cuando llegué yo al Madrid”, contó entre risas el central.

Te podría interesar:   (VIDEO) MESSI AL RESCATE: Barcelona empató con el Eibar en la última fecha