COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El fútbol ecuatoriano, durante el 2018, tuvo muchas manchas; se dice que estamos cada vez peor y el caso de Fuerza Amarilla no puede quedar atrás.

Ayer, desde la Federación Ecuatoriana de Fútbol, se decidió archivar la denuncia de tres jugadores uruguayos contra el club por presunta falsificación de roles de pagos y una deuda de cuatro meses.

Y es que los elementos que reportaron la falsificación se retractaron, asegurando que sí habían sido sus firmas. ¿Vieron mal? ¿Tuvieron una laguna mental?

Curioso que colegas y medios de información, mediante fuentes cercanas, manifestaban que las presuntas falsificaciones eran ciertas, que debía haber justicia, puntos menos para la institución y que Liga de Portoviejo sueñe con ascender a la Serie A. Y ahora… mágicamente todo quedó archivado, “todo fue una equivocación”.

En Diario El Universo comentaron que FEF tomaría acciones contra los jugadores que denunciaron esta situación, y debería ser así… Si su error causó un caos deben ser sancionados por generar polémica y hacer gestiones “por las puras”.

Mucho se habla de que a lo mejor amenazaron a los jugadores para que no se queden sin equipo. En caso de ser así (no lo estoy afirmando), ojalá en un futuro NO VUELVAN A DEMANDAR O QUEJARSE CONTRA EL CLUB, porque si ya tuvieron una oportunidad y dieron un paso atrás, no esperen que se los apoye otro día.

Ni hablar que Francisco Silva es otra de las ‘perlas’ de F. Amarilla en esta temporada, después de todo lo que pasó con Delfín. Y estando en negociaciones con Mushuc Runa, espero una mejor oferta y terminó yéndose a Fuerza Amarilla.

Y para rematar, el equipo de la ciudad de Machala “apostó” por fichar al arquero Tobías Vargas, acusado precisamente de apostar para que pierda Sportivo Luqueño, un escándalo en 2017, después de un audio filtrado por el presidente del club. Un poco de líos unidos en un mismo club.

El año pasado, por un artículo, precisamente acerca de Francisco Silva, me atacaron, porque dije que en Emelec no le iría bien. Semanas después, éste se fue y nadie apareció… Pues ahora, diré lo mismo, a F. Amarilla no creo que le vaya bien esta temporada, porque soy de los que pienso que “lo que empieza mal, termina mal”.

Escrito por: Víctor Loor Bonilla

*Lo escrito en este texto es absoluta responsabilidad del autor, no representa la postura del medio de información