COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

El VAR y las declaraciones de Modric tras la derrota ante la Real Sociedad fueron los temas centrales de la comparecencia de Solari ante los medios para, en principio, hablar del partido de mañana de Copa ante el Leganés del que se habló, pero como tema secundario. El entrenador del Real Madrid se mostró muy mesurado a la hora de hablar del VAR. “Depende de que las reglas sean claras más que de la tecnología. Si se aplican las reglas en las mismas acciones o no aclara muchas cosas. A veces como espectador no entiendo el funcionamiento. Lo irán perfeccionando”, dijo, para añadir que “lo del otro día no son quejas, sino defenderse, que es un derecho”, sentenció Solari sobre la polémica del VAR.

Donde más escurrió el bulto el entrenador fue cuando llegó el turno de hablar de las palabras de Modric detallando todos los problemas que tiene el Real Madrid. Luka es un jugador muy elegante, tanto dentro como fuera del campo, por eso es el Balón de Oro. Todos somos el Madrid y trabajamos en conjunto y asumimos las responsabilidades juntos también”, dijo el argentino, para seguir con esa línea cuando le insistieron sobre el tema. “ Es un jugador elegante. Y aquí se arregla todo haciéndolo juntos. Es cierto que tenemos que ser más certeros de cara al gol y estar concentrados en los primeros minutos de los partidos”, dijo Solari.

El argentino sí que no dijo nada más allá de “esas cosas las solucionamos en la intimidad” cuando le preguntaron sobre la marcha de Bale del Bernabéu en el minuto 78 del partido ante la Real Sociedad. Un partido en el que el Madrid mostró su falta de gol y el hecho de que no tuviese en el banquillo a un delantero como el canterano Cristo. “Los números son los que son y trabajamos para mejorarlos. Cristo es del Castilla, tenemos nuestra plantilla. Siempre que tenemos la oportunidad intentamos que los jugadores rompan esa barrera entre el Castilla y el fútbol profesional. Han debutado muchos jugadores, es un año alegre en ese sentido. El gol es lo más difícil del fútbol y trabajaremos para mejorarlo”, dijo Solari.

Ya sobre la Copa del Rey, el entrenador aseguró que afronta este torneo y la eliminatoria ante el Leganés con “la misma importancia que le damos a todas las competiciones. Saldremos a ganar desde el minuto 1, tendremos que hacer una eliminatoria parecida a la que hicimos contra el Melilla. La Copa es muy bonita, hay que afrontarla con la atención que merecen los primeros minutos del partido, hacemos nuestra autocrítica y tenemos que ser más resolutivos en el último tercio del campo”. En esa línea argumental siguió Solari cuando le preguntaron por que el equipo se motiva más en Champions que otras competiciones como la Copa o la Liga. “Intentamos meterle toda nuestra energía a todos los partidos. Vamos a buscar el título. Es importante empezar concentrados y ser más contundentes en el último tercio”, dijo, para añadir que “nosotros vamos a intentar ganar la Copa, que es lo que nos ocupa” y ahí alabó al Leganés: “Es muy sólido y muy competitivo. Vamos a estar muy atentos a sus contragolpes”.

Solari dejó la puerta abierta al debut mañana de Brahim Diaz, el último fichaje del Real Madrid y que esta mañana ha entrenado por primera vez con sus nuevos compañeros. “Le vi bien, feliz por estar en el Madrid. Me parece que es un acierto su elección de número (risas). Dependerá del papeleo administrativo, imagino”, dijo un Solari que cuestionado sobre su intervención en los fichajes aseguró que “no me compete explicar la política de fichajes del club. Somos los que somos y tratamos de mejorar”.

El técnico mostró su mejor cara cuando le preguntaron sobre lo mejor y lo peor de entrenar al Real Madrid. ““Es maravilloso trabajar en el Madrid en cualquier sitio. Veo la misma dedicación en todos. Yo me fijo en los jardineros y veo cómo están los campos y los setos y es emocionante, porque le ponen la misma dedicación que los jugadores”, sentenció.