COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El multimillonario Roman Abramovich es el propietario del Chelsea, club que compró en 2003. Pero por aquel entonces, no tenía claro qué equipo comprar y tuvo dudas, tal y como explican en el libro ‘The Club’ y a su vez recoge Daily Mail. Sabía que quería un equipo de Londres, pero no tenía claro por cual decidirse. Pensó en intentar hacerse con el Arsenal, pero el banco suizo UBS le desaconsejó hacerlo y le dijo que no estaba en venta. En el mismo libro recogen las declaraciones de David Dein (vicepresidente del Arsenal hasta 2007), dijo que de haber tenido una oferta habrían estado dispuestos a escucharla.

Fue entonces cuando tenía que decantarse entre el Tottenham o el Chelsea. Pero no tardó en descartar al equipo de Daniel Levy. Cuentan en el libro que un día iba conduciendo por Tottenham High Road y que el propio Abramovich dijo en su idioma que ese lugar era “peor que Omsk”, una ciudad del distrito federal de Siberia. De este modo, deshechó la posibilidad de poseer el Tottenham.

Es por eso que finalmente se decantó por el Chelsea, club por el que pagó en su día hasta 140 millones de libras cuando no pasaba por su mejor momento. Hoy en día es menos de lo que han costado dos de los últimos fichajes del Chelsea, Christian Pulisic (64 millones) y Kepa Arrizabalaga (80 millones). En los últimos meses se ha especulado con que Abramovich se ha planteado vender el club, pero no se ha concretado ninguna oferta que le haya convencido.